miércoles, 13 de junio de 2012

Something

¿Te digo algo? Hoy es el día en que vamos a dejar de jugar a las cartas de amor hechas a media clase. Hoy es el día en que vamos a dejar de sonreír tímidamente y fingir que la vida sigue su curso sin ningún cambio. Hoy te prometo que le voy a dar fin a eso.
Hoy me prometo que voy a cerrarle la puerta en la cara al interminable juego de miradas que no nos lleva a ningún lugar. Lindo era estar ahí cuando no había necesidad, pero todo tiene su límite. No vamos a vivir ahí por siempre. Te lo prometo.

No sonríes por mí. Sonríes por la música. La música que nos recorre las venas. Y no podemos evitar sonreír. Ni tú. Ni yo.
La adrenalina nos come por dentro y no queremos irnos nunca. No queremos que termine. No quiero que termines. Estás ahí sometido en un mundo al que no me dejas entrar. Estoy sometida en un mundo al que quiero dejarte entrar.

No es que te mire los labios mientras hablas, no es que me guste realmente, pero es la sensación de besarte con la mirada.
Estúpido ya lo sé.

No tengo intenciones de dejarte nunca. Y cuando te vas deseo que pares y te des la vuelta. Pero debo admitir que, en ocasiones, deseo que no vuelvas a aparecerte por aqui. Porque entonces empezará esa guerra interna entre hacer o no hacer, decir o no decir, actuar o no actuar, mirar o no mirar, huir o no huir.

Déjame hacerte una pregunta ¿Te haces el distraído o de verdad eres un idiota?

Ahora he tenido que dedicar una libreta al titulo “Things I wish I'd said“

Aún no comprendes el significado de Let me roll it. ¿O me equivoco?

No sigas leyendo. Se vuelve aún más abrumador.

Se han agotado las indirectas. Te las agotaste. Incluso te agotaste también las oportunidades, por pensar tanto o por no pensar simplemente. Es eso tal vez. Que no lo haz pensado. Ni siquiera quieres pensarlo.

¿Quieres que continúe? Haré caso omiso a tu respuesta.

Me encanta la forma en que finges distraerte. Oh si. Pero detesto la manera en que lo haces como si te pagaran por ello.

Vivo en el sueño imposible de bailar en la oscuridad de algún lugar que conozco y que ya nadie descubra nada. Y nos quedemos ahí por siempre. Viviendo el c moon por siempre.

Cuestionario.
¿Sueñas?
¿Piensas mucho?
¿Sientes mucho?
¿Te ilusionas?
¿Qué buscas?
¿Qué encuentras?

Y la pregunta del millón.
¿Que haz estado buscando todo este tiempo?


No, en realidad no creo estar tan demente.
¿Quieres saber qué quiero yo?
Te voy a dejar con la duda. Porque ahí he vivido todo este tiempo. Y quiero que me acompañes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario